Identificarse Registrar

Iniciar Sesión

Usuario *
Contraseña *
Recordarme

Crear una cuenta

Campos marcados con asteriscos (*) son requeridos.
Nombre *
Usuario *
apellido
telefono
Contraseña *
Repita contraseña *
Email *
Repita email *

Chocolates Barroco, una dulce tentación

Barroco es la primera fábrica certificada de chocolates en nuestro país, produciendo diferentes tipos de bombones con el más auténtico chocolate belga. El aroma, color, forma y sabor  hacen de los chocolates Barroco un manjar único ideal para servir en mesas de bombones en tu boda.

 Barroco es la primera fábrica certificada de chocolates en nuestro país, produciendo diferentes tipos de bombones con el más auténtico chocolate belga. El aroma, color, forma y sabor  hacen de los chocolates Barroco un manjar único ideal para servir en mesas de bombones en tu boda.

La mencionada chocolatería nace hace un año y meses,  luego de dos años de estudio de mercado,  y más de 20 años de experiencia en el rubro de su dueña, Gilda Balsevich de Stark, siempre acompañada y asesorada por Fernando Balsevich y Lourdes García de Balsevich. Hoy cuenta con más de 20 sabores diferentes y diseños exclusivos.

Podemos denominar a los Bombones Barroco como una chocolatería artesanal que brinda los mejores “chocolates gourmet” del Paraguay.

“Barroco abre sus puertas el 1 de diciembre de 2012, luego de dos años de estudio de mercado. En ese tiempo viajamos a Bélgica a buscar el chocolate ideal, a comprar las máquinas y a conocer más sobre el secreto de crear chocolates únicos”, asegura Gilda.

Al ser chocolates gourmet se pueden probar sabores únicos, para paladares exquisitos y se asegura una materia prima de alta calidad. Y la dirección precisa de su dueña, quién estudió sobre la Industria del Chocolate en Londres, Paris y Uruguay.

 La materia prima utilizada por la marca es de una empresa multinacional dedicada solamente a procesar granos de cacao, ellos traen al país pastillas de chocolate que son derretidas en 20 minutos en máquinas de última generación que bombean 150 litros y procesan 40 kilos por hora. 

Por eso Bombones Barroco se consolida como la primera fábrica de chocolates en nuestro país ofreciendo productos de la más alta calidad, con rellenos y modelos especiales.

Para una mesa de dulces perfecta no puede faltar los siguientes modelos: Corona, Lingote, Cupido, Rosa, Estrella, Corazón, los Cuadraditos finitos, los personalizados con manteca de cacao colorizada y las Paletitas. Los sabores imperdibles: el clásico, el blanco, crocante, sublime, caramel, frambuesa, seducción, hechizo, tentación, pasión, café. Los chocolates amargos, con leche, chocolate blanco  pueden ser rellenos con maní caramelizado, mouse de maní, crema de caramelo, mouse de frambuesa, de avellanas, de café, dulce de leche, praliné de nuez, macadamia tostadas, naranja, mousse blanco, café crocante, limón y almendras, te, Cardamomo y Jengibre.  Y para los que gustan de licorcito encuentran los vasitos de chocolate ideales. Hay canastas de chocolate para regalar bombones, chocolates con sabor a capucchino, el submarino  y el Palebóm, un bombón de postre de vainilla.

 Lo recomendado para hacer una linda mesa de chocolates, son 4 o 5 bombones por persona, que es el promedio ideal. En un kilo entran aproximadamente 84 bombones.  A veces si se va a servir postre, torta, mesa de tortas, no hay que abusar en la cantidad de bombones.  También se puede personalizar cajitas con bombones  y decorar con ella mesa por mesa, finaliza Gilda.

¿No se te hizo aún agua la boca?

Encontrá los Bombones y todos los productos Barroco en Carmen del Soler 3810, Asunción. Hacé tus pedidos al teléfono: 021 233 273  o al celular: 0986 130 058.

Encontralos en facebook: Bombones Barroco

  

¡Conocé más sobre el chocolate!

El árbol de cacao: 

El árbol de cacao (lat. Theobroma Cacao, que significa literalmente ‘ alimento de los dioses ') es un árbol tropical que crece sólo en climas calientes y húmedos. Es por eso que su cultura está limitada a las regiones que se sitúan a 20 grados de latitud Norte y 20 grados de latitud Sur. 

Es un árbol delicado y exigente: le hacen falta una temperatura constante de cerca de 24-26 grados centígrados, lluvias abundantes y regulares, y un suelo rico en potasa, en nitrógeno y en oligo-elementos. El joven árbol de cacao es particularmente sensible al sol y al viento, y necesita desarrollarse a la sombra de otros árboles llamados ‘madres del cacao ' tales como el banano, el algodonero, el caucho, etc. Mide cerca de 5 metros en 3 años, y alcanza 8 metros hacia la edad de 10 años. Un árbol vive hasta los 30-40 años. En plantación, los árboles de cacaos son reemplazados sin embargo por jóvenes árboles a partir de 25 años. 

El cacao produce millares de flores todo el año. En la naturaleza, la polinización es asegurada únicamente por pequeñas moscas del género Forcipomyia. Solamente 5 a 10 % de las flores son fecundadas, hay que esperar entonces 5 meses para que un fruto, bajo la forma de una mazorca, se forme. 

Una mazorca madura de cacao puede pesar, según la variedad, de 200 gr a 1 kg y contiene 30 a 40 semillas formadas en racimo y envueltas en una gelatina blanca (o ' mucilage '), que hace la delicia de los monos y de los loros. Antes de madurar, la mazorca es verde o rojo - morado. Se vuelve amarilla o anaranjada a la madurez y mide cerca de 20 cm sobre 7 a 9 cm de ancho. 

El árbol de cacao es muy sensible a los devastadores y a las enfermedades. Entre las enfermedades debidas a los hongos, citemos la de la escoba de la bruja (sobre todo en América del Sur) y la podredumbre morena de mazorcas (sobre todo en áfrica). Insectos, de la familia de los mirides, se llevan la desecación de las jóvenes mazorcas. En Sudeste asiático, el insecto ‘taladrador de mazorcas ' provoca daños considerables. Las pérdidas debidas a diversas enfermedades y parásitos afectan aproximadamente 20 a 30 % de la producción total de cacao. 

La cosecha de mazorcas se efectúa al machete. Después de desgranar, las semillas (o habas) son fermentadas luego secadas al sol. Un árbol en cultura produce por término medio 0,500 a 2 kg de habas secas al año. Las plantaciones de los países productores generalmente aplican una densidad de 1000 o 1200 cacaos por hectárea. Una explotación de cacao se vuelve rentable al cabo de aproximadamente 6 años. Su vida útil económica es de 15 a 40 años. 

Las grandes empresas que procesan granos de cacao tienen entre sus funcionarios, y de hecho forma parte del plantel de trabajo  personas que "cuentan flores", esas personas viajan por países productores de cacao para contar las flores de los árboles y de esa manera estiman de cuánto será la producción cada año.